Blogia

seacabaronlaslagrimas

No tomeis mi camino

No toméis mi camino.

No copies, vosotros,

 almas libres,

 mi destino.

 Seguid sufriendo vuestro

 sueño de libertad.

 Yo tomé una dirección no diestra;

 la sombra de la muerte me guiaba,

 yo se lo ordené.

 Un día, de cielo iluminado,

 recibí una invitación no deseada

 a la fortaleza de la redención.

 Una fortaleza de puertas entreabiertas

 y ventanas cerradas,

 en donde sólo entran

 los que llevamos el sello de la muerte,

 pero, sólo te permiten salir

 cuando ese sello desaparece.

 Allí conocí otras almas que,

 como la mía,

 aullaban en las noches silenciosas, que

 eran todas.

Delgadas túnicas nos vestían.

 Esa fortaleza poseía vigilantes

 de armaduras blancas.

 Esa fortaleza se encontraba

 en el reino de la paz,

 de la tranquilidad,

 de la certidumbre, pero,

 también la agonía nos acompañaba,

 junto a su compañera

 la angustia.

 Un reino por mi ser ansiado,

porque sueño con volver a ese reino;

 pero no a esa fortaleza, sólo el sello

 abre sus puertas;

 no deseo volver a la delgada túnica,

 pero tampoco a las túnicas de antaño.

 Porque la incertidumbre

 me invade

 por todo este sufrimiento.

 No deseo cantar vuestro canto,

 pero odio el tintineo, de

 enormes campanas, que

 rompen, en mi mente sus tones

anunciándome que mi réquiem,

 puede volver a sonar;

 que mi tumba puedo,

 de nuevo, volver a cavar.

 Yo necesito tragar,

 tragar aire fresco de vida.

 Necesito vuestro deseo, vivir,

 vuestra vida de deseo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Asi empezó todo

Tengo 16 años y tengo TCA .Yo empecé porque me sentía despreciado por la gente y pensaba que no me querían y que no sería nadie para ellos, yo pesaba 120 kg y con las ganas de perder peso empecé ,tenia pensamientos sobre mi aspecto y me sentía muy mal, yo había probado con dietistas nutricionistas etc.…. Pero no conseguía perder peso sino que recuperaba mas ,así que pensé y también obtuve información porque la misma televisión te dice como porque salen reportajes en televisión de anorexia y bulimia y era una forma rápida, pues llegue a pesar 65 kg .Estuve ingresado y me di cuenta durante el ingreso que no podía seguir así destrozándome el cuerpo y la vida, porque estuve a punto de irme al otro barrio, como vulgarmente se dice , así que con la ayuda de los profesionales me encaminaron en un camino seguro  y efectivo para poder salir de la enfermedad .Todavía no me he curado del todo pero yo pienso que me queda poco para recuperarme y ser una persona libre de esta enfermedad , porque a mí no me gusta los prototipos de hombre que te inculca la sociedad sino ser uno mismo en quien confiar en tu propio aspecto y no dejarse llevar por lo que digan los demás .Porque lo que dice la gente influye mucho cuando tienes la enfermedad y los pensamientos que se tienen hacia ello. Yo sigo pensando que la vida son dos días y que hay que ser muy fuerte para salir de esto porque, igual que si tu quieres una cosa la consigues esto es lo mismo si uno pone de su parte y se mentaliza de que no se puede seguir así, y esto se puede conseguir. Nunca le desearía esta enfermedad a nadie porque lo mal que lo he pasado yo, no quiero que lo sigan pasando otras personas y que comiencen en un círculo vicioso porque es muy fácil entrar pero muy difícil salir

Refranes

 

Hay un refrán popular que dice:
" La curiosidad mató al gato"
Refrán curioso y muy acertado, ya que tiene toda la razón, la curiosidad es un instinto animal que todos llevamos dentro y, en mi humilde opinión, si tenemos algo utilizemoslo.

Voy a ir relatando mi experiencia vital y como la curiosidad me ha llevado por diferentes caminos hasta alcanzar el que creo y espero que va a ser el definitivo.

 

TENGO QUE CONSEGUIRLO

TENGO QUE CONSEGUIRLO

 

 

Si, tengo que vencerte. Tú no vas a poder conmigo, con la persona que con tanto cariño han criado mis padres, a la que tanto han apoyado mis amigos. La que ha sido una curranta desde niña, un terremoto que, como dice mi padre, aprendió a correr antes que andar. La Celia que no ha parado un segundo quieta, que se pasaba todo el año estudiando con la ilusión de que llegaran esos veranos que recordare toda la vida. Que siempre tenía algún “títere” en la cabeza, y que no tenia ni un solo segundo libre para ponerse triste. La que con 4 añitos se ponía todos los días en la cola de la churrería de la playa para comprar 25 pesetas de churros y comérselos mientras salía del agua para hacer castillos, y deseaba que viniera su abuelo para que le comprara un cucurucho de los grandes, ummm... como disfrutaba esa niña de la vida! Y de repente, llegaste TÚ, y me lo quitaste TODO: la alegría, las ganas de comerme el mundo, la ilusión por vivir, la salud…Me dejaste hecha una caricatura de lo que yo era, arrinconada, sola, porque ahí es donde tú eres fuerte, en la soledad.

Pero ya me he hartado de TI, no te soporto MÁS. Tengo unos padres extraordinarios, una hermana a la quiero mas que a nada en el mundo, y unos amigos  a los que me faltan palabras para describir. Y, ¿ por que no?, me tengo a MI, una persona que vale mucho, como cualquier otra, con mis defectos y mis virtudes, pero que tengo el derecho de disfrutar de la vida y ser feliz, y tu no me lo vas a quitar. Se que tengo que seguir luchando, pero voy a VENCERTE. De eso puedes estar segura.

 

Chic@s animo. Esto es lo primero que escribo, porque ahora mismo mi objetivo es ese:VENCER.

Poco a poco os iré contando como me e ido sintiendo todo este tiempo, y me podéis preguntar lo que queráis. Pero quiero que os quede algo claro: Nosotros merecemos la pena. Un beso. Celia.

PD: La foto que he colgado es de Leyva, mi cantante favorito.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Azul oscuro casi negro

Azul oscuro casi negro

LA ORILLA: ¡TONTERIAS! (MAYO)

Ya va a empezar el verano y con ello la operación bikini… ¡chorradas de la edad! (supongo).

A mi nada de eso me preocupa porque lo importante en una persona no es su aspecto físico si no su interior, su manera de ser. Yo me llamo Josefina y soy una chica simpática, alegre y divertida aunque también cabezota, orgullosa y desordenada. Tengo 16 años, me gusta un chico que se llama Luis, con el que juego al baloncesto y últimamente estamos muy unidos… Hablamos mucho y eso me gusta. Creo que le importo… ¡seguro que se me declara!

El hecho de haberme planteado la estupidez de la operación bikini demuestra que todo lo que digo no lo pienso de verdad… Así comencé yo con esta gran enfermedad…

Así comencé a adentrar en el mar negro de la anorexia.

MOJANDOME LOS PIES Y COMENZANDOME A HUNDIR EN LA ARENA (EMPIEZA JUNIO):

Una de mis mejores amigas, Claudia, me ha pedido que si puedo ir a hacer deporte con ella… Está un poco rellenita y eso no le gusta porque dice que así nadie la va a querer ni nada… A lo mejor tiene razón, así que irme con ella no me va a hacer ningún mal. De esta forma me quito esa barriga que tengo desde que soy enana…aunque también debería no comer tanta bollería, chocolate, el pan (que engorda mucho) y eso que me encanta pero… voy a tener que hacer un sacrificio para estar guapa, ¡si no Luis se irá con otra!

Ó sea, ¿cómo podía imaginarme yo en ese momento que Luis se me iba a declarar igualmente? Pues sí chicas, él me quería tal y como era, pero perdí la oportunidad, ¿sabéis porqué? Porque me tomaba “tan en serio” las clases de baloncesto para conseguir quemar calorías que luego estaba tan agotada y sudada que me iba corriendo para meterme en el coche de mi madre y así irme a casa, ducharme y pesarme TODOS LOS DÍAS…

No quise evitarlo, y dejé que el mar me hiciese “cosquillas” en los pies, mientras cada ola que iba y venía me hundía cada vez más y más, lentamente. Pude salir del agua, pero no quise. Los escalofríos que notaba en mi interior eran demasiado agradables como para salirme ahora que sólo había empezado a meterme…

ABRIENDO LA PUERTA HACIA EL FONDO DEL MAR ( FINAL DE JUNIO) :

Oigo la voz de mi madre. Me grita si quiero bajar a merendar…me muero de hambre así que le diré que me haga una macedonia pero sin plátano que he leído en muchos foros de “dieta sana” de internet que engordan mucho, y con el tipazo que se me está quedando no lo voy a echar todo ahora por la borda.

¡Qué pesada! ¡Qué no, no prefiero esas napolitanas tan ricas y suculentas ni un bocadillo de chorizo! ¡Qué mujer! Lleva así todos los días, que me ve ojeras, que si quiere que vayamos al médico blablablablablabla. Yo me noto perfectamente, además últimamente saco todo sobresaliente y eso es un poco raro en mí pero será que me estoy volviendo inteligente.

Escucho la puerta de la calle. Mi madre ha desistido y se va a sacar al perro. Ya no tengo ni macedonia, ni napolitana ni nada de nada. Bueno mucho mejor porque cuanto menos coma, menos engordo. Uy “ahora que lo pienso” voy a pesarme y apuntarlo en mi tablita semanal, así me despejo de estudiar.

A pesar de que el sonido de las olas contra las rocas me advertía de la situación hice de oídos sordos. Dejé que el agua chocase contra mi cuerpo y puse todas mis fuerzas para hacerle frente a pesar de que sabía que me podía caer y no levantar pero daba igual: Forcejeé con la inminente tempestad durante mucho tiempo y lo único que conseguí es que ella ganase terreno. En ese momento creía que podría salir cuando quisiese pero como ya he dicho antes, ella me empezó a ganar terreno poco a poco hasta que me cansé y quise acabar el juego de la peor manera: rindiéndome.

TENSIÓN (JULIO):

Una mentira. Y otra. Y otra. Si el cuento de Pinocho fuera real, yo habría batido el record guiness por tener la nariz más larga de todo el mundo.

Los viernes salgo con mis amigas a darme una vuelta. Ellas hablan, no callan. Yo las miro y simplemente asiento con la cabeza y sonrío para que parezca que estoy escuchando. Pero no es verdad. Todos mis sentidos están a años luz de sus conversaciones. Y mientras que ellas lloran de la risa por lo bien que se lo están pasando, mi “grandiosa” mente está maquinando la frase que dirá nada más llegar a mi casa. ¿Qué sería esta vez? La semana pasada dije que había cenado en casa de Alejandra así que esta vez diré que me he empachado en el burguer King de patatas. Una parte es cierta ya que todas mis amigas hicieron merienda-cena allí excepto yo. Me vino al pelo la verdad, porque puse cara inofensiva y pregunté a mis amigas si me regalaban el juguete que regalaban. Ha colado. Ya tengo la coartada perfecta para mis padres. 

Lágrimas inevitables caen de mis ojos para mezclarse con el mar más profundo de todos los existentes y así confundirse con ese océano que se está llevando consigo mis sentimientos, mis sueños y mis ganas de vivir.

AZUL OSCURO CASI NEGRO (AGOSTO):

No como. No bebo. ¿Debería ser feliz? Estoy adelgazando (estoy raquítica), me sé de memoria todas las calorías de las comidas que hay en el mundo y…y… ¿Cómo era esa acción?...Ah sí, SONREÍR, hace mucho que no la puedo practicar. Ni esa, ni ninguna otra que tenga que ver con la felicidad. No rio, no hablo… ¿Hace cuánto no digo te quiero, mama o papa? Lo único que hago es llorar, mirarme al espejo, llorar, sentarme delante del plato para contemplarlo, llorar, agotarme al subir cuatro escaleras o al dar diez pasos, llorar y por último dormir…No, espera. Después de dormir hacía algo más... ¿Qué era? Es verdad, ya me acuerdo: LLORAR VIENDO EL AMANECER.

¿Qué me pasó? Intenté nadar contracorriente (a pesar de haber abandonado ya el juego) ya que el mar me empezaba a arrastrar hasta su hondo pozo pero… definitivamente desistí puesto que era mucho más fácil esperar a que viniese alguien a por mí. Lo que yo no había pensado era que las personas que yo pensaba que me salvarían no tienen la carrera de socorristas o buceadores: si no la de padres, es decir, tienen la de dar todo el amor que un ser humano puede tener. Nunca terminaré de agradecerle a mi familia todo lo que lucharon por mí, pero ellos no sabían ni nadar, ni contener la respiración debajo del agua para sumergirse así en la tormenta en la cual estaba encerrada ni nada de nada.

¡Auxilio. Socorro. Estoy hundida en este mar de olas de color azul…azul oscuro casi negro!…

Pero espera, ¿qué es eso? Creo ver aparecer una luz…un punto cada vez más brillante: un punto de esperanza.

MAR SERENO (TRES MESES DESPUÉS):

He vuelto a nacer. Gracias a la ayuda tanto hospitalaria como a la de mi familia y amigos he empezado a salir de este infierno. Daria saltos de alegría pero me han dicho que no me agite mucho :D

Al final del verano me desmayé. Fue un susto horrible (sobre todo para los que se quedaron despiertos) asi que como mis padres realmente no me podían ayudar más, decidieron hospitalizarme en un centro de trastornos de la alimentación. Creo que ha sido una de las decisiones más difíciles de su vida pero a la larga ha sido la que más me ha ayudado.

Chic@s que estén pasando por lo mismo que yo, me gustaría daros un par de consejillos… allá voy:

Si ves que puedes caer en esta enfermedad: ¡¡¡GRITA, PIDE AYUDA!!!

Ella se acerca sin avisar, sigilosamente. Hay voces externas que te lo avisan pero (al menos en mi caso) solemos pasar de ellas…

Por lo que más quieras hazme caso y escucha a las personas que te quieren…

Y si por desgracia ya estas dentro:

¡¡¡LUCHA!!! No es fácil, te lo aseguro pero con empeño se logra. Durante el camino te caerás muchas veces, pero no por eso te vas a quedar en el suelo así que levántate y sigue. Intenta no pensar en cosas raras, no os engañéis a vosotros mismos porque nuestra cabeza nos suele ayudar más bien poco. Y cada vez que estés con malos pensamientos acuérdate de lo bien que te lo pasabas con tus amig@s cuando salíais; acuérdate de ese primer beso, de esa sensación inexplicable que no podrás volver a tener si no te ayudas a ti misma; piensa en todo lo que tus padres te quieren, lo eres todo para ellos, sin ti no son nada y créeme cuando te digo que cuando estamos muchas veces que parecemos esqueletos andantes ellos te van a seguir queriendo igual pero van a sufrir; y por último y no por eso menos importante: PIENSA EN TI. TÚ vales mucho. Quiérete y déjate querer. El aspecto no es para nada importante a la hora de decir lo buena que es una persona…Si no, fíjate en Susan Boyle (ganadora del Factor X americano), Gerard de Pardieu, Homer Simpson, Jhon Travolta…

Dicen, que el mar es dulce y hermoso, pero a veces puede ser cruel. Gracias al cielo el mío se calmó. Todavía tiene olas, pero pasan de largo. He conseguido salir de él pero todavía me queda un largo viaje hasta llegar fuera de la playa. Como hacía tiempo que no pisaba tierra firme he pedido ayuda y esta vez mis padres sí que han podido venirse conmigo. En ningún momento se quisieron separar de mi pero el agua fue demasiado fuerte y no pudieron con ella…pero bueno da igual porque lo pasado pasado está por lo que voy a mirar siempre al frente, con la cabeza bien alta y si me caigo ciento diez y nueve veces me levantaré ciento veinte, así hasta que consiga llegar hasta el final de la arena para encontrarme con lo que más he anhelado durante toda esta odisea: MI VIDA.

 

PD: Ver el enlace que he pueto si quereis... Es una canción de Edurne que es muy positiva y a mi me anima mucho.

Esta soy yo

Esta soy yo

 

Uffffffffffff no se por donde comenzar a escribir. Si hablo de mí con respecto a este “problema”, por no llamarlo con palabras mayores que a mí eso no me gusta y como esto lo escribo yo ¡pues ya está!. Pues no, se empieza con la frase:" YO CONTROLO, mama tranquila que en cuanto llegue a los 50 kilos paro", porque en mi caso yo ya lo he hecho muchas veces( o sea regímenes, dietas, ejercicio, etc.) y bueno pues mas o menos había conseguido mi objetivo, pero bueno el efecto yo-yo pues también esta. Hace unos 4 años me dije yo a mi misma que estaba harta y cansada que quería resultados definitivos y empecé este último régimen hasta nuestros días. Al principio no difería mucho de los demás pero, después fui notando que me iba poniendo más nerviosa, salir a cenar era ya toda una odisea, y que el único momento feliz era aquel en que me subía a la báscula y me veía cada vez con menos y menos peso. Pero bueno, con eso luego llegaba a casa y me tenía que meter en la cama.… Mi familia comenzó a preocuparse y aunque mi padre es medico, quisieron llevarme a otros especialistas. Al principio, ir a una psiquiatra y a un psicólogo no me sentó del todo bien porque yo sentía que me engañaban. Con el tiempo el psicólogo cuando ya estaba cerca de esos 50 kilos me dijo que con eso no me conformaría sino que querría llegar a algo menos. Todo es cierto, llegue a unos 38 y si por mi hubiera sido…………….

Una vez que eres un esqueleleto andante (que a mí me gusta, porque yo desearía tener un cuerpo de niña eternamente). Ante esto, mi madre lloraba y decía que parecía una niña recién salida de un campo de concentración. ¡Ah!, y una cosa que todavía me pregunto ¿porque la gente se me quedaba mirando?. Hecho este que a mi madre la destrozaba.

Una de las cosas más tristes y a la vez patéticas que tiene esta enfermedad es que por mucho que veas a los que más quieres, sufrir; o por muchas cosas malas que pasen, “eso que tienes dentro” puede más.

No lo he dicho pero tengo 26 años que ya sé que es ser una viejales pero no para vivir como vivo dependiendo de unas pastillas como si fuera una abuelita.

Hace unos 10 meses tuve que cambiar de terapeutas, y aunque no les echo la culpa a ellos he tenido una brusca subida de peso, de la que me están intentando ayudar. Si os soy sincera, tengo mucho miedo y muchas veces pensé en dejar el tratamiento, pero tengo la suerte de tener a una persona a mi lado que no me merezco, yo siempre le digo que me da lástima que pierda el tiempo conmigo porque seguro que hay gente que le va a hacer mas caso, ya que es una persona super válida en su campo, y esto no es ser pelota esto es decir la verdad, porque yo sé hasta dónde llego. MUCHAS GRACIAS POR SER COMO ERES. Bueno espero poder seguir escribiendo.

PD: Me gustaría que escuchaseis detenidamente la letra de la canción de MANU CARRASCO Y MALU “QUE NADIE”

Ver en la pestaña "Enlaces" y encontrarás un enlace al video.

Bienvenido

Ya tienes blog.

Para empezar a publicar artículos y administrar tu nueva bitácora:

  1. busca el enlace Administrar en esta misma página.
  2. Deberás introducir tu clave para poder acceder.


Una vez dentro podrás:

  • editar los artículos y comentarios (menú Artículos);
  • publicar un nuevo texto (Escribir nuevo);
  • modificar la apariencia y configurar tu bitácora (Opciones);
  • volver a esta página y ver el blog tal y como lo verían tus visitantes (Salir al blog).


Puedes eliminar este artículo (en Artículos > eliminar). ¡Que lo disfrutes!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres